Cómo hacer una funda para sofá rinconero

¿Estás pensando en darle una nueva vida a tu sofá rinconera? No siempre tienes que comprar un sofá nuevo cuando ya te hayas aburrido del que tienes, con algunos buenos consejos, puedes renovar tu mueble completamente, elaborando una funda que le ofrezca otro aspecto, para cambiar la decoración de tu sala.

Confeccionar una funda con un diseño diferente y ajustado a los gustos que tienes ahora, es una solución de diseño fantástica que tu mismo puedes crear en simples pasos.

Consejos para elaborar una funda para tu sofá rinconero

1.    Elije la tela para renovar tu sofá

Darle un nuevo aspecto a tu sofá esquinero es posible realizando la mejor funda, y para que esta luzca perfecta y le dé un toque nuevo a la decoración, debes elegir la tela que más te guste, y que mejor combine con el resto de los elementos que forman parte de la sala.

Puedes elegir entre diferentes diseños, lisos o con estampados, pero también debes tener en cuenta el material en el que está confeccionada dicha tela.

Es importante que la tela para tu sofá rinconero sea de la mayor calidad posible, y a modo de consejo, podemos decirte que las telas sintéticas, elaboradas en microfibra son una gran opción, debido a su resistencia, y a que son fácilmente lavables.

Si eres nuevo en el mundo de la confección de fundas de tela, es importante que utilices este tipo de materiales, ya que son mucho más fácil de manipular y de cortar que otras telas que puedes encontrar en el mercado, como las de seda o satinadas.

Es preferible, además de las de microfibra, utilizar telas como la loneta y la chenilla, por su facilidad para trabajarlas, y lograr el resultado que buscas.

Contar con el material necesario para realizar la funda

Para realizar cualquier trabajo es importante contar con los elementos necesarios, y la confección de una funda para tu sofá rinconero no es la excepción. Entre los elementos fundamentales, una tiza para marcar y un papel de embalaje, bond o Kraft, son realmente necesarios.

Además de contar con la tela adecuada, que será con la que quieres recubrir el sofá, debes contar con agujas de diferentes tamaños, hilos que tengan el color o tonos similares a la tela que utilizas, y alfileres, además de otras herramientas con las que obviamente debes contar, como tijeras, cinta métrica, máquina de coser, y plancha.

2.    Lavar la tela antes de elaborar la funda

Has elegido la tela adecuada para recubrir tu sofá rinconero y a la hora de maniobrarla, esta debe contar con la mayor suavidad posible. Para ello debes lavar y planchar la tela de forma completa, para que la textura sea lo más fácil de manipular posible, mientras confeccionas la fundas.

Planchando la tela, lograremos que no tenga ningún doblez o arruga que te pueda distraer, y hacer que cometas algún error en el momento que la manipulas o que realizas el corte de las distintas piezas que formarán parte de la funda.

3.    Coger las medidas del sofá

Uno de los pasos más importantes para que la funda quede perfecta, es coger correctamente con una cinta métrica las medidas. Se puede medir en primer lugar el ancho y el largo del respaldo, hasta la parte posterior del mismo.

Medir el espacio entre los reposabrazos es fundamental, para lograr la correcta cobertura total de nuestro sofá esquinero. La parte de los asientos tiene que ser medida desde el borde inferior hasta el largo de los cojines, y el ancho de reposabrazos a reposabrazos.

4.    Cortar las partes e hilvanarlas

Después de realizar un dibujo de los patrones de cada una de las partes, debemos recortar de forma cuidadosa cada una, fijando cada uno de los patrones a la tela, y colocando alfileres en los bordes.

Para realizar este paso es importante trabajar cómodamente, por lo que debemos contar con una mesa con una gran extensión.

5.    Verifica el ajuste de la funda

Llega el momento de la verdad, que es probar el ajuste de la funda en tu sofá rinconero. Para ello debes colocarla de forma bien cuidadosa, y revisar que no nos falten o nos sobren centímetros de tela para recubrir alguna de las zonas.

Ajustar con alfileres o quitar el hilo son las formas de realizar modificaciones, después de haber medido la tela.

6.    Cose las distintas partes

Es hora de realizar la costura definitiva, uniendo bien cada una de las partes y cerrándolas con una costura, para que no se vean las imperfecciones del trabajo, y que el aspecto de la funda para tu sofá rinconero sea perfecto.

7.    Prueba la funda

Ya has terminado el trabajo, y ahora debemos probar la funda en nuestro sofá. Verás que tu trabajo queda perfecto y recibirás una gran satisfacción, logrando que el sofá se vea completamente renovado.

Una vez que realizas tu primera funda, seguramente te quedes con ganas de realizar otras, para otros sofás o muebles que se encuentran en tu hogar. Puedes ofrecerle un cambio radical a la decoración de tu salón, con distintos colores y diseños.

 

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.