travestis lujo barcelona

Si se puede contar con un travesti en Barcelona

Por fin llego la oportunidad que quería, cierto día cuando creí perderlo todo recibí una llamada de un viejo amigo, me sorprendí bastante, puesto que no había sabido de el en muchos años ya que desde que era pequeño se lo habían llevado fuera de la cuidad y no  había forma alguna de comunicarnos, como todos niños habíamos hecho una promesa el de contar el uno con el otro en cualquier circunstancia que se nos presentara, mas sin embargo al cambiar de rumbo, creí que todo aquello solo había quedado en un viejo pacto de niños, me encontré con una travesti de lujo en barcelona.

Ser travesti en la ciudad de Barcelona

barcelona sexoHola amigo, quizás te sorprenda mi llamada y a pesar de que no podíamos tener contacto nunca más, siempre te mantuve presente, llamarte es la prueba de que ha sido así, quizás no reconozcas mi voz pero soy tu vejo amigo de la infancia, antes que digas nada solo quisiera proponerte  algo, te he estado siguiendo y se por lo que estás  pasando, solo ven a esta dirección  y aquí conversamos.

Por un segundo quede como en un estado neutral porque no me sorprendió la llamada, si no el cambio de voz de mi mejor amigo, no dije nada y solo colgué el teléfono.

Por un momento pensé  mi situación no es la mejor, pero también recordé aquella promesa, y me pregunte el ¿porque me habrá llamado después de tanto tiempo? Sin duda alguna no me importo lo que iría a pasar solo seguí mi instinto de fe y decidí a esa dirección que él me había dado.

Por fin pude tener la dicha de visitar Barcelona, me sentía un poco confundido, solo, con hambre y sin contar con un euro en el bolsillo puesto que lo poco que tenía lo había gastado en el viaje ya que tenía muchos meses sin empleo, al llegar a la puerta respire profundo y toque muy suave, quizás en el fondo tenía la esperanza de que nadie me escuchara,

De repente abrió una hermosa mujer, de piel muy blanca con una hermosa cabellera larga y brillosa, con unos ojos como el color del cielo y una sonrisa que iluminaba todo el lugar.

Yo me quede anonadado sentí que por primera había sentido una sensación diferente hacia una mujer, pero al reaccionar pensé que ese podría ser mi gran amigo de la infancia y que sentir aquello no era lo ideal.

Adelante, dijo con una cálida voz, de repente irrumpió en otras de la puerta la misma persona que había escuchado tras del teléfono, una vez más me quede sorprendido,  pero aquella forma de mirarme era fácil de no identificar, era mi gran amigo, sin pensarlo dos veces corrí y le estreche mi mano seguido de un fuerte abrazo, sus palabras me consternaron, solo me dijo tarde mucho para hacer esto, mas sin embargo valió la pena la espera.

Historias de travestis en la ciudad de Barcelona

travesti sexyAquel niño frágil y tímido estaba transformado en alguien totalmente distinto para mí, era alguien muy distinguido y elegante a pesar de ser lo que imagine al escuchar su voz por teléfono, un travestis.

Comenzamos a hablar de nuestras vidas, pasamos horas riéndonos de los casos similares que nos habían ocurrido, aunque la diferencia entre el o (ella) y yo era que a pesar de su condición sexual y cambio de genero el si había logrado conseguir un mejor futuro y una buena estabilidad económica, puesto que era nada más y nada menos que el dueño de un prestigioso restaurante en Barcelona.

Por un momento entendí que seas lo que seas o te conviertas en lo que te conviertas, si eres un soñador siempre serás grande por lo que eres y no por lo que los demás vean de ti.

Mi amigo era un ejemplo de aquello a pesar de ser un travesti que trabajaba en Barcelona, ciudad donde había alcanzado su sueño y ahora vivía una vida cómoda y de lujos en Barcelona muy distinta a la que habíamos tenido en aquel pueblito lejano.

Siempre me sentí agradecido a mi amigo/a, porque cuando más lo necesite, sin pensarlo la voz de un travesti que vivía en Barcelona fue la que me llevo a estar ahí.

La vida es así, si no vas a ir por todo, entonces no vayas, fue lo que me sucedió, sin impórtame lo que fuera a pasar me arriesgue a ganar o terminar de perder mucho menos de lo que ya no tenia, y resulta que gane más  de lo que imagine, gane, un hogar, unos hijos maravillosos, una esposa genial, un trabajo excelente y sobre todo gane a una amiga.

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *